Teléfono: 932.180.764

Teléfono de urgencias: 669756511

e-mail: iparera@gabinetparera.net

Seguro del hogar

Contratar un seguro de hogar es aparentemente fácil y, se puede conseguir bueno, bonito y barato hasta que sucede ese siniestro inesperado. Es en ese momento donde se comprueba si lo contratado cumple con las expectativas que uno tenía o si era preferible contactar con un profesional del seguro para acompañarte y asesorarte en la contratación y gestión de tu seguro de casa.

Origen del seguro de Hogar: Garantía de Incendio

El seguro en la antigüedad era totalmente distinto a como lo conocemos actualmente. Revisando la historia, hay fuentes que han concluido que el inicio fue en Egipto hace más de 5.000 años y otros historiadores nos cuentan que comenzó hace 4.000 años en Babilonia, donde se creó el código Hummurabi. Este código contemplaba más de 250 cláusulas, en este caso el mercader o marino recibía un préstamo para poder realizar el viaje en cuestión, si naufragaba no estaba obligado a devolver el préstamo, en caso de conseguir realizar el viaje con éxito, se devolvía el dinero prestado con intereses, la realidad es que esta práctica se parece más a un banco que un seguro, pero fueron los inicios de este sector: el seguro marítimo.
Pero fue en la Edad Media cuando la gente comenzó a asociarse en mutualidades para indemnizarse solidariamente en caso de incendio de sus propiedades. En 1666 una terrible desgracia ocasionó el despegue del seguro de incendio: el pavoroso fuego que afectó a Londres, quemando 13.200 casas, la Catedral de San Pablo, y 99 iglesias. Tras el mismo, se creó en Inglaterra el seguro contra incendio. A partir de entonces, aparecerán las primeras Instituciones de Seguros de Incendio, que irán evolucionando hasta las Compañías que todos conocemos hoy en día, quedando este seguro integrado en la póliza multirriesgo de hogar.

La importancia de contar con un seguro del Hogar: coberturas de un seguro del Hogar

El objetivo del seguro de Hogar es cubrir los daños materiales que se puedan generar en tu vivienda. Como ejemplo te permite cubrir esas averías causadas por un escape de agua, rotura de cristales, desperfectos ocasionados por algún fenómeno natural como una tormenta, daños causados por incendios o explosiones, daños eléctricos (cortocircuitos) o incluso robo. También cubre aquellos daños o lesiones que pudieras provocar a otras personas o sus bienes desde tu casa (Responsabilidad Civil).

Otras garantías adicionales son: Asistencia médica vía telefónica las 24 horas del día, Soporte personalizado para tus equipos informáticos, Asistencia telefónica para servicios para tu mascota, Cambio de cerraduras por robo o extravío de llaves o el servicio manitas.

Hay que estudiar cada caso para contratar aquellas coberturas, garantías más adecuadas para cada circunstancia.

¿Es necesario el asesoramiento de un corredor de seguros? Análisis de riesgos

Las coberturas de los seguros son diferentes, por ello antes de contratar uno es importante revisar las pólizas para asegurarte que engloben las características que estás buscando. Por eso es necesario tener en cuenta las características de la vivienda que queremos asegurar:

1. Valor que tiene la construcción (CONTINENTE): para valorar el costo real de la vivienda es bueno que se busque la opinión de un profesional del sector. Siempre se debe declarar la verdad sobre el valor de la vivienda. Algunas personas creen que al declarar un valor inferior de su hogar podrán tener un ahorro en su prima, sin embargo, no se dan cuenta que en caso de indemnización ésta también será menor.

2. Riesgos por la ubicación de la vivienda: es importante analizar todos los factores de riesgo que puede tener la vivienda como: estar ubicada en un núcleo urbano o zona rural o zona industrial o zona deshabitada.

3. Tipo de vivienda: Si se trata de un piso situado en el bajos, 1era planta, planta intermedia o ático, si se trata de una casa unifamiliar, aislada o rural.

4. Especificación de características: hay que definir ciertas características de la vivienda, por ejemplo si se trata de una vivienda alquilada o de propiedad, el domicilio exacto del hogar, el número de plantas con el que cuenta, si trata de una casa o un piso, el tipo de construcción, las características de los acabados, si cuenta con alarma o rejas o puerta blindada u otro tipo de medidas de seguridad

5. Valor del mobiliario y ajuar (CONTENIDO): esto se refiere a los muebles, electrodomésticos, ajuar, joyas y obras de valor que puedas tener en el interior de casa. El poner un importe inferior, al igual que se ha comentado en el apartado 1 de Continente, implica una indemnización menor en el caso de siniestro.

Este tipo de factores ayudarán a tener claro cuánto cuesta un seguro de casa habitación y lo más importante, que esté bien asegurada en caso de siniestro. La importancia de un corredor de seguros se demuestra en la valoración del riesgo y en el trámite del siniestro y el asesoramiento y acompañamiento a nuestro cliente.