Teléfono: 932.180.764

Teléfono de urgencias: 669756511

e-mail: iparera@gabinetparera.net

Seguro de mascotas

En España hay registradas más de 13 millones de mascotas, de las cuales un 93% son perros, un 6%, gatos, y el resto, conejos, sobre todo, según datos de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC). Cada uno de ellos es un miembro más de la familia, como bien sabe cualquier persona que haya tenido o tenga un animal de compañía. Y como miembro de la familia, su propietario se preocupa por garantizar la máxima salud y bienestar para su compañero peludo

¿Por qué existe el seguro de Mascotas?

Este tipo de seguro entienden la mascota como un miembro más de la unidad familiar y están diseñados para facilitar la convivencia con queridos animales peludos.

Hoy por hoy, las familias no solo ven a sus mascotas como sus acompañantes sino como parte fundamental de la familia, por lo que el mercado ya ofrece seguros para perros y gatos que cubren gastos médicos, funerarios y daños a terceros.

¿Cuáles son las coberturas del seguro de Mascotas?

Al igual que un seguro de gastos médicos mayores para adultos, las pólizas cubren afecciones como fracturas, hemorragias, neumonías o cirugías por la ingesta de algún cuerpo extraño, la asistencia veterinaria en caso de accidente, Asimismo, estos seguros cubren la responsabilidad civil, con el que la compañía aseguradora cubrirá los daños que puedan provocar a terceros a consecuencia de que su perro o gato haya atacado a otro animal, persona o si llegara a causar destrozos o el deterioro de algún bien.

Además, se pueden contratar otras garantías como es el robo o los gastos por fallecimiento del animal o su pérdida.

¿Debo contratar un seguro de Mascotas?

Al tener un animal de compañía se debe ser consciente de posibles contingencias. Hay que analizar los riesgos que puede tener tu perro o gato y decidir si quieres asumir los gastos veterinarios que conlleva o transferir el riesgo a una aseguradora a cambio de pagar una prima de forma anual.

La edad promedio asegurada es de dos a nueve años, dada la longevidad que puede tener una mascota.